10 jul

Vacaciones económicas

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
0 Estrellas ( de 5 ) / 0 Calificar esta receta
  • Gracias por su voto!
  • Gracias por su voto!
  • Cada artículo puede ser votado sólo una vez.
  • Lo sentimos , puedes escribir tu opinión solo una vez por articulo!
  • Lo sentimos, su opinión no puede ser añadida!
Las vacaciones no son sinónimo necesariamente de viajar a lugares caros y remotos. Turismo significa hacer un tour; vale decir, recorrer lugares de interés como un modo de esparcimiento.

Asimismo, vacaciones tampoco es sinónimo de inactividad; vacaciones significa cambiar de actividad, dejar de ejecutar los trabajos y acciones rutinarias para hacer otros. Las vacaciones son el tiempo de reencuentro, tanto con la familia y los amigos, como con la naturaleza.

Sin embargo, el medioambiente sufre fuertemente el impacto de los turistas: aumentan los incendios forestales, la gente pisotea las plantas, corta leña, ensucia el agua y llena de basura el paisaje. A los turistas estivales, se les ha llamado los devastadores nómadas del verano, pues buscan lugares en que la naturaleza se muestra en su más pura belleza, y allí, por lo general, provocan deterioros y contaminación.

Cómo tener una vacaciones económicas y ecológicas


La forma más sencilla de ahorrar dinero y ser ecológicos en nuestras vacaciones es no viajar fuera de nuestro entorno habitual. De esta manera, se evita el impacto ambiental causado por el transporte, especialmente el del vehículo privado.

Las ventajas de este ? turismo ecológico local? son varias: con el dinero ahorrado en el desplazamiento, puedes entretenerte en tu propia ciudad en los parques, actividades culturales y medioambientales, restaurantes, etc., más difíciles de alcanzar durante el resto del año. En algunos casos, incluso podrás descubrir rincones desconocidos, convirtiéndote en turista en tu propia ciudad. Y si no vives en el típico destino turístico, podrás moverte y disfrutar de estas actividades con menos agobios, tanto a pie como en bicicleta, ya que el turismo convencional habrá atraído a sus conciudadanos a otros lugares.

En el momento de elegir un destino, conviene evitar las ofertas convencionales de turismo y buscar otros lugares fuera de las clásicas guías de viajes. Contar con un amigo en el lugar de destino puede suponer ahorrarse no sólo los gastos de alojamiento, sino también las típicas - y caras- zonas turísticas, y acercarse al auténtico ambiente, tanto natural como cultural de la ciudad o pueblo que se haya elegido y comer, comprar y vivir como un lugareño más.

* Suscribirme a este artículo

Por favor, completa todos los campos obligatorios (*) para enviar un comentarios.




Artículo "Vacaciones económicas" , 10.07.2013, turismo rural, vacaciones baratas, conocer tu ciudad.